Torneo de Candidatos de ajedrez 2024 Ronda 6

El ajedrecista que pudo ser inmortal... pero

Todos recordamos que en 1886, Wilhelm Steinitz y Johannes Zukertort disputaron el primer campeonato del mundo de ajedrez. ¿Por qué se disputo? Anteriormente se consideraba al campeón mundial al que ganará los torneos más fuertes, pero ese reconocimiento en muchos casos no era unanime, como ocurrió en la década de 1880, ambos ajedrecistas afirmaban que eran los mejores ajedrecistas del mundo: Willhelm Steinitz y Johannes Zukertort tenían razones de sobra para asegurar que eran los mejores. 

Así que nada mejor para definir quien era el mejor que batirse en un duelo inmortal, pero no con pistolas, sino con un tablero de ajedrez de por medio. Una competición por el "Campeonato del Mundo de Ajedrez" debía decidir esta disputa. Así tuvo lugar el primer duelo por el campeonato mundial, del que salió victorioso Wilhelm Steinitz como primer Campeón del Mundo de la historia. Zukertort probablemente enfermó gravemente durante el duelo, razón por la que bajo considerablemente su nivel de juego, en el que empezó ganando el match y terminó perdiendo de forma aplastante. Se especula si enfermo por el cambio de ciudad, por alguna comida que ingirió o si no supo asimilar las derrotas que le fue causando su rival y cayó en un estado psicológico de depresión. 

Lo cierto es que después del match no volvió hacer el mismo y su salud empeoró y murió dos años después, el 20 de junio de 1888, en Londres, con sólo 45 años. Fue enterrado en el cementerio londinense de Brompton, y como todo perdedor su tumba cayó en el olvido, hasta que en 2011 Stuart Conquest la redescubrió.

Como todo en la vida, si bien, el polaco Johannes Zukertort estuvo muy cerca de convertirse en el primer campeón del mundo y ser recordado como uno de los grandes del ajedrez, la realidad fue otra,  cayó en el olvido, nadie recuerda a los perdedores, aunque sean subcampeones. Pero su vida es muy interesante, tanto dentro y fuera del tablero, esta llena de aventuras, curiosidades y dramas. 

Algunos escritores comparan a Zukertort con el barón Munchausen, señalando en la historia del ajedrez también tuvo su barón de Munchausen y no era otro que Zukertort, "un jugador de memoria portentosa, tan extraordinario dentro del tablero y como embustero fuera de él", como lo define Manuel Azuaga Herrera en su artículo Zukertort, un fanfarrón en la cima del ajedrez publicado en ChessBase. Desde mi punto de vista, antes de emitirse juicios tan duros contra uno de los más grandes del ajedrez mundial, es bueno tener presente que estamos en presencia de uno de los más grandes jugadores de la historia del ajedrez y cuyos dotes intelectuales eran extraordinarios, que si lo llevamos al mundo de la narrativa estaríamos en presencia de un hombre genial, que te creaba historias, cuentos fantásticos que serían envidiados por cualquier escritor famoso de la actualidad.

El pecado de Johannes Zukertort fue no haber ganado el campeonato mundial de ajedrez de 1886, algo que en el mundo, tanto ayer como hoy, se castiga con tres cosas: burla, desprecio y olvido.

A continuación les dejo cortesía de ChessBase la partida inmortal de Zukertort, jugada contra Blackburne, en el torneo de Londres 1883, esta considerada una de las mejores partidas de la historia.

Ajedrez Por Siempre forma parte de la estructura multimedia creada por Alberto Betancor, para más información de Blogs y canales de YouTube, de dejo los link a continuación.

Blog de cultura general: 

Canal de YouTube:


Blog de Ajedrez:

Canal de YouTube de ajedrez:

Blog Jurídico: 

Canal de YouTube Jurídico


Comentarios

Publicar un comentario